Por lo general, la autoridad está bastante bien definida- a menos que sea la policía y se encuentre con un elefante enojado en África.



Aquí vemos el momento en que se prueba a un oficial de policía en el monte cuando se encuentra con una manada de perros salvajes africanos. Estos hipercarnívoros son animales muy sociables, que prefieren vivir en manadas grandes para aumentar sus posibilidades de acabar con sus presas.



En este video, los perros se han encontrado con algunos pequeños cadáveres y están decididos a mantener su posición. Los perros salvajes africanos son depredadores eficaces, más sólidos que otros cánidos africanos. En manadas representan una amenaza debido al gran volumen en números, pero parecen no dejarse intimidar por el vehículo policial que se encuentra en la escena.



Mientras la policía intenta sacar a los perros salvajes de la carretera, un gran elefante africano sale en estampida del arbusto. El elefante de monte es el animal terrestre vivo más grande y parece una amenaza real tanto para los perros como para el vehículo.

En una estridente rabieta, el elefante deja clara su presencia y sale al camino con la trompa en alto. Los perros salvajes se dispersan instantáneamente y la policía parece dudar al principio, evaluando su posición.



A medida que aumenta la ira del elefante y comienza a ahuyentar a los perros salvajes, dirige su atención al vehículo. Aunque es una figura de autoridad imponente, la policía se aleja rápidamente del animal agresivo y trompetero.

Nunca sabes lo que vas a ver en África.