Pitón birmana. Imagen: Dominio publico

Es posible que la batalla de Florida contra las especies invasoras se haya vuelto mucho más difícil, ya que recientemente se encontró un nuevo tipo de serpiente híbrida al acecho en los Everglades.



Un reciente Estudio del Servicio Geológico de EE. UU. (USGS) sobre la genética de las pitones invasoras ha revelado que varias de las serpientes en los Everglades son en realidad un híbrido entre dos especies originariamente del sudeste asiático: la pitón birmana y la pitón roca india.

Las pitones birmanas, que han colonizado el estado en las últimas décadas, son constrictoras colosales que generalmente se encuentran cerca del agua, mientras que la ágil y más agresiva pitón de roca india pasa la mayor parte de su tiempo en terrenos elevados. El híbrido resultante podría conducir a una especie de 'súper serpiente', un reptil bien adaptado, adecuado tanto para pantanos como para tierra firme. Y, de hecho, las pitones birmanas del sur de Florida se han visto en ambos entornos.



Una pitón birmana de 11 pies capturada después de comer un cervatillo de venado de cola blanca. Imagen cortesía de Conservancy of Southwest Florida.

“Cuando dos especies se unen, cada una tiene un conjunto único de rasgos genéticos y características que utilizan para aumentar su supervivencia y sus hábitats y entornos únicos”, dijo la genetista del USGS Margaret Hunter a The Guardian. “Juntas estos diferentes rasgos y, a veces, el mejor de esos rasgos se seleccionará en la descendencia. Eso permite lo mejor de ambos mundos en los Everglades, les ayuda a adaptarse a este nuevo ecosistema potencialmente más rápidamente ”.

Este fenómeno, donde los mejores rasgos de ambos padres se potencian en la descendencia híbrida, se conoce como 'vigor híbrido'. Sin embargo, todavía no está claro qué significa esto para las serpientes en los Everglades.



Esta no es la primera vez que surge la idea de una súper serpiente en Florida. En 2010, los informes de un posible híbrido entre las pitones birmanas y las pitones de roca africanas, que se sabe que atacan a los humanos, avivaron los temores de que pudiera dar lugar a un superdepredador inusualmente agresivo.

Pero por muy alarmante que suene todo esto, los investigadores dicen que un nuevo terror reptil no necesariamente se está apoderando del estado. De hecho, creen que el mestizaje entre las pitones birmanas e indias probablemente ocurrió antes de que se establecieran en el área. Aún así, los hallazgos recientes sugieren que probablemente será aún más difícil reducir la ya asombrosa población de pitones de lo que los científicos habían pensado originalmente.

Vídeo: