La población de pandas rojos está disminuyendo rápidamente: ahora quedan menos de 10,000 individuos en el planeta.



Originario de Nepal y China, este adorable mamífero se enfrenta a una variedad de desafíos, incluida la pérdida de hábitat por deforestación, fragmentación y caza furtiva. Debido al pequeño tamaño de la población, estas hermosas criaturas ahora también están lidiando con los efectos de la endogamia.



Los cazadores furtivos apuntan a los animales por sus pieles únicas y las venden en los mercados asiáticos, mientras que los madereros y los agricultores destruyen sus hogares forestales.




Tendría suerte de ver uno en el bosque: el panda rojo es reservado y prefiere una existencia oculta y solitaria. Se pueden encontrar principalmente en las copas de los árboles de los bosques templados y se alimentan de bambú, pájaros pequeños, huevos, flores y bayas.

Wikimedia Commons

¡Y podrían ser el animal más adorable del planeta!